Muy Arte Edición Coleccionista | Número 5 "Goya"

"Mi pincel no debe ser mejor que mis ojos", escribió el genio de Fuendetodos. Y sus ojos estuvieron a la altura de su mano, de su conciencia. Goya hace de la pintura un testimonio de su tiempo. Un «yo acuso». Como decía Gombrich, sus retratos de corte —de sus protectores— no son un halago a los poderosos; en ellos acusa su vanidad, su codicia, y lo mismo hace con la vulgaridad de sus coetáneos y las atrocidades de la guerra. La mano de Goya tiembla y se enfurece ante lo que ve y su pincel avanza como un rayo hacia la modernidad, con toques de color que son todo un grito. Hemos procurado corresponder a su talento y enorme trabajo con una nueva mirada sobre él, alejándonos de lo consabido y arriesgando. Disfruta de tu lectura.

Configuración del producto

También puede interesarte: